viernes, 31 de agosto de 2012

Educación prohibida, posible o imposible…


En agosto se divulgó en Costa Rica el documental “La educación prohibida”. También, en la Facultad de Educación de la Universidad de Costa Rica (UCR), se proyectó la película “Waiting for Superman”. Ambos documentales tienen como tema la Educación. El primero, en América Latina; el segundo, en los Estados Unidos. En primera instancia, se podría pensar que las realidades educativas de los países en cuestión son muy distintas, puesto que la región latinoamericana permanece en condición de subdesarrollo y problemas contemporáneos como la corrupción, el narcotráfico, el tráfico de personas, el tráfico de órganos y la ingobernabilidad se suman a los heredados del pasado, como la pobreza endémica, el caos político y el precario avance científico y socioeconómico.

Por su parte, Estados Unidos es una potencia global, tiene el ejército más grande del mundo y es una de las naciones con mayor inversión en I+D. Encabeza las listas en el avance tecnológico y tiene programas científicos consolidados en investigación espacial, que cuestan millones de dólares al año. El último logro de ese programa fue el aterrizaje exitoso en la superficie marciana del robot explorador Curiosity el pasado 6 de agosto. Como verán, son realidades muy distintas…; no obstante, tienen algo en común: una profunda crisis en educación, que afecta mayormente a las clases sociales medias y bajas, y excluye a las personas más pobres de los beneficios sociales y económicos vinculados a la escolaridad.

Esta situación paradójica requiere de una profunda reflexión que va más allá del poco o mucho avance científico en Educación y de la inversión social que se haga en ella. Ambos documentales evidencian que el problema de la educación pública no es simple, porque involucra muchos aspectos; entre ellos, políticos, económicos, teóricos, organizativo-administrativos, culturales, de formación de formadores y de la práctica misma de la enseñanza como sistema intencionado de formación avalado, financiado y regulado por el Estado. Ante esta realidad, es deber ciudadano ver estos documentales y responsabilidad de autoridades y profesionales en el área tomar en cuenta sus señalamientos y propuestas. Debido a los logros de la Internet, ambos están disponibles en la Web, así que no hay excusas… Quien no los vea y se tome un espacio para pensar sobre sus planteamientos y propuestas deberá asumir la responsabilidad de ello. Los enlaces donde pueden acceder a estos documentales son:





Espero comentar próximamente algunas de las tesis más interesantes de ambos documentales para abrir un debate serio y documentado de ellas. También, espero contar con sus aportes para enriquecer la discusión de temas que son “secretos a voces” y viejos mitos que ya no se sostienen por las promesas de los políticos de turno ni en razón de la desesperanza o la frustración… Espero empezar con el desafío de introducir teorías pedagógicas de base epistemológica constructivista en contextos y sistemas educativos masivos y masificados, cuya base epistemológica es empírico-analítica y su propuesta pedagógica conductista. ¿Qué les parece?

No hay comentarios.:

Publicar un comentario